jueves, 23 de febrero de 2017

Empanadas rellenas de frambuesas, queso de cabra y almendras

Quizás no lo sabías, pero las empanadas también tienen su lado dulce y ¡estamos dispuestos a demostrártelo! Las empanadas más conocidas son aquellas con un relleno salado y contundente, sin embargo, hoy te vamos a enseñar una manera de darle un toque dulce y sorprendente a tus empanadas.

Cómo hacer empanadas de frambuesas, queso de cabra y almendras


Hay que tener en cuenta que la masa de empanadas que necesitaremos para hacer este plato, se hace con un ingrediente diferente de la receta de las empanadas tradicionales:

  • azúcar (¼ taza).
  • 3 tazas de harina 
  • una pizca de sal 
  • 2 barras de mantequilla cortada en cuadraditos 
  • 2 huevos 
  • 4 cucharadas de agua fría 

Es importante mezclar la harina, el azúcar y la sal, y después añadir la mantequilla, los huevos y el agua hasta que se forme una masa grumosa.

A continuación llega el momento de amasarla y extenderla en una superficie lisa, después es el momento de introducirla en el refrigerador durante al menos 30 minutos.

Es importante no agregar demasiado relleno en este tipo de empanadas, ya que puede no cerrar muy bien debido al tipo de masa (puedes utilizar un tenedor para cerrar los bordes de la empanada pudiendo hacer distintos tipos de pliegues).

Si quieres conseguir unas empanadas todavía mejores, una vez rellenas, vuelve a refrigerarlas durante 30 minutos y, después, hornéalas durante 25 minutos a 190ºC.

- A la hora de fabricar el relleno de nuestras empanadas dulces necesitamos: 


  • 350 gramos de frambuesas frescas 
  • 285 gramos de queso de cabra o crema de queso 
  • ½ taza de azúcar 
  • 1 cucharada de esencia de vainilla 
  • 1 pedazo de cáscara de naranja 
  • ½ taza de almendras troceadas 
  • 1 huevo (yema y clara separadas y ligeramente batidas) 
Lo primero es combinar en un cuenco o tazón el queso de cabra o crema de queso que hayamos elegido, el azúcar, la esencia de vainilla y la cáscara de naranja, mezclándolo todo bien, hasta que quede tan compacto que parezca un solo elemento.

Una vez tengamos esta mezcla preparada, colocaremos en el centro de nuestra empanada, ya preparada y refrigerada, para ser rellenada:

  • un par de frambuesas, 
  • una cucharada de la mezcla del queso de cabra que acabamos de terminar y unas rodajas de almendras, y cerraremos la empanada.

Así con todas las demás que queramos hacer.

Con el huevo que hemos dejado preparado al principio, con su yema y clara por separada ya batido, podemos bañar nuestras empanadas por fuera antes de introducirlas en el horno para que queden más doradas.

Después, podemos espolvorear el resto de almendras por encima con un poco de azúcar u otro tipo de decoración que queramos hacer.

Este tipo de empanadas también se sirven calientes aunque, como todo en esta vida, depende de los gustos de quienes vayan a disfrutarlas se pueden degustar tanto frías como a temperatura ambiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.