viernes, 13 de enero de 2017

Cómo freír las empanadillas correctamente

Las recetas de ¿Cómo freír empanadillas?


Las empanadillas se han convertido en una de las comidas más ricas y esperadas por grandes y pequeños, debido a su gran sabor y que puedes darle diferentes sabores dependiendo del relleno que le pongas dentro.

Hoy, te vamos a dar algunos consejos para la hora de cocinar las empanadillas y que puedan quedar crujientes y perfectas.

El aceite es muy importante 


A la hora de freír empanadillas, no debemos quedarnos escasos en lo que a aceite se refiere, ya que puede hacer que no se frían por los laterales de la misma. Usa sartenes con espacio para que puedas girarlas sin problema.

Coloca al menos 3 dedos de aceite en la sartén y deja que se caliente. Si tienes la oportunidad, intenta buscar aceites que sean para freír, lo que te garantiza que van a quedar mucho más crujientes. 

Además, con este tipo de aceite, los fritos quedan mucho más ligeros y son capaces de absorber mucha menos grasa. Los aceites especiales para freír, también aportan una buena cantidad de vitamina E al cuerpo, lo que hace que sean más beneficiosas aun.

Evita que se formen burbujas en las empanadillas 


Para evitar que en la masa de las empanadillas nos encontremos las molestas burbujas que se forman por el aceite y quede con una textura lisa, lo que se debe hacer es ponerlas cuando el aceite esté muy caliente; sin embargo debes evitar que esté tan caliente que el aceite se queme, ya que esto podría hacer que la masa se cruja demasiado por fuera y quede sin cocinar por dentro.

Cuál es la temperatura adecuada para freír las empanadillas 

 


Para saber cuál es la temperatura óptima para freír empanadillas, debemos usar el truco del pedacito de pan.

Este es un truco muy sencillo y puedes usarlo para cualquier tipo de cosa que quieras freír. Si pones un trozo de pan en el aceite hirviendo y el pan se va al fondo, esto nos indica que aún no está lo suficientemente caliente para poder freír las empanadillas y que queden lisas.


Cuándo pasa esto, normalmente el aceite aun esta frio. Si dejas caer el trozo de pan y comienza a subir de forma lenta, esto nos indica que aunque el aceite ya está caliente, no está lo suficientemente caliente para freír empanadillas, sin embargo, es óptimo para freír verduras.

Si introducimos el pedazo de pan en el aceite y este sube muy rápido, entonces estamos ante la temperatura perfecta para poder freír cualquier tipo de alimento. Esta temperatura suele ser de 15 grados. 

Si el pan se quema en cuestión de segundos, debemos apagar el fuego y cambiar el aceite ya que no es apto para freír. Ten mucho cuidado a la hora de meter las empanadillas caseras a la sartén, ya que no tardan nada en freírse, sobre todo cuando el aceite está a la temperatura correcta.

Consejos extra 


Para poder freír las empanadillas bien, es conveniente que estén bien cerradas. Intenta ponerle poco contenido en el interior para evitar que al freírlo, la masa se abra y se salga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.